Grosby

La cantante Amy Winehouse no consumió drogas antes de su muerte, señaló un comunicado emitido por la familia de la cantante, luego de revelarse los resultados de los exámenes toxicológicos que se le practicaron.

En el comunicado, la familia Winehouse niega la existencia de drogas ilegales aunque señalan que sí había consumido alcohol.

"Los resultados toxicológicos han sido enviados a la familia de Winehouse por las autoridades y se ha confirmado que no había sustancias ilegales en el organismo de Amy en el momento de su muerte", detalla el comunicado.

"Los resultados indican que el alcohol estaba presente, pero no se puede determinar, todavía, si jugó un papel en su muerte", se cita.

A pesar de esto, las investigaciones aún no han concluido. El próximo 26 de octubre los exámenes se pondrán a disposición para tener más detalles sobre la misteriosa muerte de la intérprete de “Rehab”.

Amy fue encontrada muerta en su casa al norte de Londres el pasado 23 de julio. La artista fue enterrada tres días después en presencia de unas 200 personas en el cementerio judío de Edgwarebury, al norte de Londres, donde el padre de la artista, Mitch Winehouse, le dirigió estas palabras: "Buenas noches, ángel mío, duerme bien".