La policía hindú interrogó durante varias horas a Rafiq Qureshi, de 26 años, padre de la joven actriz Rubina Ali quien participó en la película ganadora del Oscar Slumdog Millonaire, luego que fuera acusado por su ex esposa Khurshida de intentar vender a su hija a un rico sheik de Dubai por £200,000.

 

Las autoridades están ansiosas por obtener el video en que se apreciaría el acuerdo que se supone no llegó a buen término, según consigna el portal de The Sun.

 

La madre de Rubina, quien se alejó de su familia en 2001, dijo que sabía que hace dos semanas se intentó la venta de su hija, asunto del que fue informada, según dice, por la propia menor.

 

Khurshida ha calificado a Rafiq y su nueva esposa Mina como personas desesperadas por el dinero y deseosas del efectivo que podría brindar la fama de su hija de nueve años.

 

El oficial de policía Prakash Salunke, que tiene a su cargo la investigación del caso, dijo que Khurshida estaba muy molesta por las noticias publicadas en los medios y por eso había decidido hablar. "Cuando le preguntamos a Rubina, dijo que no quería ir a ninguna parte y que quería vivir con su padre. Del mismo modo, Rafiq Qureshi dijo que no tiene intenciones de vender a su hija".

 

Christian Colson, productor de "Slumdog Millonaire" señaló que "nuestros amigos y colegas en Mambai está tratando de hablar con el señor Qureshi para tratar de llegar al fondo de lo que pasó".

 

Mientras tanto, Rafiq y Rubina fueron vistos en un hotel de cinco estrellas con el sheik llamado Yunis y su esposa. Rafiq dijo que el sheik le había telefoneado en enero y le había dicho que su esposa no podía tener hijos. En el hotel Latika, a la pequeña actriz Rubina se le entregaron varios regalos que incluían joyas de oro y chocolates y su padre creyó que la pareja estaba interesa en el bienestar de su hija.

 

Rafiq y Rubina fueron citados para el día siguiente y un asistente le informó que el sheik quería tomar a la niña como suya.

 

"Dije que Rubina estaba feliz conmigo y decidí irme. Entonces me hicieron la oferta de dinero pero no comprendí. Entonces me pidieron que la dejara pasar la noche en el hotel y la recogiera al día siguiente pero me negué y me marché con Rubina", señaló Rafiq.

 

Un amigo de la familia, Dinesh Dubey, dijo que Rubina encontraba este drama como algo divertido y que incluso le había preguntado a Rafiq: "Padre ¿estás en problemas por mi culpa?".