Cumplieron su voluntad. En una ceremonia emotiva con amigos y familiares, las cenizas de Micky Rospigliosi fueron esparcidas en el mar de Santa María, el balneario que vio crecer al comentarista deportivo.  

Y como Micky también pidió que su funeral sea una fiesta con salsa dura, su amigo Pacho Hurtado, quien es conocido como el Héctor Lavoe peruano, interpretó los temas de "el cantante"; mientras sus familiares, entre los que se encontraban sus hermanos y  su novia Vanessa Acevedo, cogían con sus manos un puñado de cenizas de la urna para esparcirlas en el mar. 

 A los 44 años, Micky Rospigliosi falleció el viernes tras una lucha de 10 meses contra el cáncer al colon.