En el mundo del entretenimiento existen grandes amistades entre famosos y actrices, sin embargo algunas relaciones no son tan buenas y por el contrario son conflictivas e incluso violentas, imposibilitando su trabajo en pareja.

Por ejemplo, Mariah Carey y Nicki Minaj no se pueden ver ni en pintura luego de las "peleas" que tuvieron cuando estuvieron como panelistas en American Idol, motivo por el cual dejaron claro tácitamente que no volverían a estar juntas en un escenario.