Duques de Cambridge inauguran estudios donde se rodó Harry Potter

El príncipe Guillermo y su esposa Catalina, acompañados de Guillermo, visitaron los los estudios de cine de Warner.

Los duques de Cambridge y el príncipe Enrique inauguraron oficialmente los estudios de cine de Warner, en la localidad inglesa de Watford, donde se rodaron las películas de la famosa saga del mago juvenil Harry Potter.

El príncipe Guillermo y su esposa Catalina, que esperan su primer bebé para el próximo mes de julio, junto con Enrique, llegaron a media mañana a los estudios de Leavesden, cerca de la localidad de Watford, situados en el condado inglés de Hertfordshire.

La pareja real y el hijo menor de Carlos de Inglaterra, disfrutaron de un tour en una atracción dedicada a la historia y las aventuras del popular hechicero, llamada "Cómo se hizo Harry Potter", y tuvieron ocasión de aprender a utilizar una varita mágica.

Los estudios cinematográficos, valorados en 100 millones de libras (117 millones de euros o 153 millones de dólares), sirvieron de centro de producción de las cintas de Harry Potter, así como de otras grabaciones conocidas como la película "GoldenEye" del agente secreto británico James Bond.

También allí se fraguó la primera de las "precuelas" de Star Wars y la película "Sleepy Hollow" del director estadounidense Tim Burton.

Los visitantes reales también pudieron contemplar los vehículos futuristas empleados en la trilogía de Batman, protagonizada por el actor galés Christian Bale.

El príncipe Guillermo bromeó con el presidente y director gerente de Warner Brothers para el Reino Unido, Irlanda y España, Josh Berger, acerca de la posibilidad de reemplazar a Bale en el papel de Batman: "Christian Bale se está haciendo mayor y cada vez está más cansado...Yo haré su papel si lo tengo que hacer", dijo el príncipe.