Captura de people

Entre las 1900 invitaciones para la boda del príncipe William y Kate Middleton, que ya fueron despachadas hacia las casas de los invitados en el Reino Unido y el mundo, un famoso miembro de la familia real no recibirá una.

La duquesa de York, Sarah Ferguson, será la gran ausente de la boda el 29 de abril, según ha confirmado People.

Fergie, de 51 años, estará en el extranjero, dice su representante, porque sabía que no iba a ser invitada en cualquier caso. "Ella no asistirá. Ella no esperó que se le invite", señala el portavoz.

Pero sus hijas, la princesa Beatriz, de 22 años, y la princesa Eugenia, 20, se espera que asistan a la ceremonia junto con amigos de la pareja, dignatarios, miembros de otras familias reales y representantes de organizaciones benéficas relacionadas con el príncipe.

A pesar de ser contactada por medios de comunicación de todo el mundo, la duquesa ha rechazado todas las ofertas relacionadas con la boda en sí. "Ella ha disminuido todos los trabajos comerciales relacionados con la boda", indica el portavoz.

En cambio, Fergie ha estado haciendo un documental especial para la nueva red de Oprah Winfrey, OWN, que saldrá al aire a finales de este año.