La pareja se casó, en mayo, en la capilla Saint George del castillo de Windsor. | Fuente: AFP

Meghan Markle se convirtió en parte de la realeza hace casi 4 meses cuando se casó con el príncipe Harry, hijo menor de la recordada Lady Di. Su vida junto a la familia real la ha llevado a ser parte de todos los encabezados de los medios. Esta vez, unas fotografías en un concierto de gala han traído de vuelta los rumores de embarazo de la duquesa de Sussex.

Su más reciente aparición pública en el Westminster Central Hall de Londres donde se celebró la gala benéfica ‘100 Days to Peace’, a la que asistió como parte de sus actos oficiales como parte de la realeza británica.

En compañía de su esposo, el príncipe Harry, Meghan lució un vestido de cóctel color azul eléctrico por debajo de la rodilla, sin mangas y un grupo de pliegues en la zona del abdomen. Ese peculiar estilo del traje llevó a muchos cibernautas a especular sobre un posible embarazo.

Pese a que el príncipe Harry y Meghan Markle aún no tienen planeado convertirse en padreso, sus herederos disfrutarían de beneficios por ser parte de la línea de sucesión en la corona real británica.

El miembro de la familia ubicado en el séptimo lugar de sucesión a la corona, el cual ocuparía el primer hijo de los duques de Sussex podrá elegir libremente con quién casarse, sin la aprobación del rey o reina de turno.

0 Comentarios
¿Qué opinas?