La cantante Rihanna aprovecho su parada en los Emiratos Árabes Unidos para realizar unas fotografías en una mezquita, lo cual llevó a que la expulsen del lugar.

De acuerdo al diario Gulf News, la intérprete de Barbados, quien posó cubierta con un pañuelo, un overol negro y un colgante, fue acusada de hacer fotos “inapropiadas” por parte de los guardianes de la mezquita Sheish Said.

Sepa más: