El artista boricua celebra 40 años de vida artística. | Fuente: Facebook / Gilberto Santa Rosa

Gilberto Santa Rosa se ha convertido en uno de los nombres registrados en los libros de historia de la salsa. Su impecable trayectoria y la elegancia con la que se desenvuelve sobre el escenario, le han atribuido y la el título de “El Caballero de la Salsa”.

Hoy, este ícono del género recorre el Latinoamérica como parte de la gira de celebración por sus 40 años de trayectoria. Un lugar que, según el mismo confiesa, “Ayuda a la salsa a mantenerse vigente”.

Gilberto conversó con RPP Noticias y nos habló acerca de sus inicios, el momento actual que vive la salsa y los nuevos estilos que adopta el género en nuestro país.

Celebrar 40 años de trayectoria  con éxito no es un logro que muchos alcanzan ¿Qué se siente?

Es una bendición llegar a 40 años haciendo lo que te gusta hacer, haber hecho vida de eso, poder recorrer unos cuantos países celebrando esto. Es sumamente gratificante.

¿Ha alcanzado los objetivos que quería?

Sí. Me siento más maduro, en mi centro. A pesar que la gente dice que “No se debe decir que uno se siente realizado”, yo sí puedo decirlo porque, de donde yo salí y para todo lo que pasó luego de 40 años, no solamente me siento realizado sino agradecido de que he tenido una carrera tan bonita y tan intensa. Me siento feliz, realizado, maduro y contento conmigo mismo.

¿Cómo inicia esta extensa carrera?

Yo cantaba desde los 5 o 6 años. Pero en la salsa empecé a los 11, con un grupo de aficionados que me ayudaron a tener la oportunidad de tener mi primera grabación profesional en abril de 1977, de la mano del maestro Mario Ortiz.

Y aunque pocos lo saben, usted pasó por muchas orquestas antes de iniciarse como solista ¿Verdad?

Sí.

¿Cómo está el Gilberto Santa Rosa de 40 años de carrera?

Está más maduro, está en su centro, te puedo decir que, a pesar que la y he podido recoger los frutos de ese esfuerzo y tenido gente que apoyó ese esfuerzo.

¿Cómo inició?

Pasé por la orquesta de Tony Olivencia, luego al Puerto Rico All Star, que era una respuesta a la Fania All Star y donde yo era la mascota entre estrellas como Andy Montañez, Tito Guzmán, Lalo Rodríguez, entre otras estrellas. Luego me fui con la orquesta de Willy Rosario, hasta que en el año 1986 son ya más de 40 años.

¿Fue difícil iniciar una carrera como solista?

Siempre. Curiosamente, mi primer gran éxito fue mi primer gran fracaso, mi primer álbum, porque aunque no quedó en el recuerdo de la gente, me introdujo al mundo profesional.

Con una trayectoria tan amplia, puede decirse que ha vivido distintos momentos de la salsa ¿Cómo la ve en la actualidad?

La salsa es un género sobreviviente, porque es un género estable a pesar de todos los cambios en la música popular. Lo curioso es que en Latinoamérica la salsa es más consumida por la juventud que en Nueva York, que fue la meca en algún momento, y Puerto Rico que es gran productor y exportador de salsa. Es Latinoamérica la que permite que el género se siga desarrollando. Tanto como público como artista, tenemos artistas jóvenes en todo Latinoamérica que quieren ser salseros.

Y con nuevos artistas, llegan nuevos cambios ¿Verdad?

Pienso que estamos en un momento interesante, que tenemos que ponernos las pilas para entrar en el mundo nuevo, digital de redes sociales de todo este tipo de cosas para que la música esté bien representada en eso. A pesar de que ya se ha hecho mucho trabajo, pienso que la salsa no ha explotado mucho los aparatos de mercadotecnia nuevos. Además tiene a todos estos veteranos dando la vuelta al mundo y estando bien representados por los nuevos muchachos. Depende de todos que la salsa trascienda como ahora.

PERÚ Y LA SALSA

¿Qué significa Perú para usted y para la salsa?

Perú ha sido, para los salseros, una nueva puerta, un aliado para lograr el éxito. Es un país importante para el género. Además de tener un público maravilloso.

Precisamente, el género está recobrando un gran éxito en nuestro país, aunque existen críticas porque no se están produciendo temas originales, si no covers ¿Qué opinión le genera esto?

Hay un historial sobre los covers. Recordemos que en los 80, donde arranqué como solista, hubo un fenómeno que ocurrió: los cantantes se convirtieron en el centro de la atención y se empezaron a hacer covers, la mayoría eran baladas y tuvieron éxito.  Si me preguntas a mí, yo prefiero las canciones originales. Pero tampoco podemos descartar que hay canciones que merecen otra oportunidad y que incluso tienen más impacto en su versión salsera. Depende mucho del gusto popular.

¿Qué necesitaría un tema reinterpretado para rendir un buen tributo?

Cuando se hace un cover debe ser con cuidado, en tratar de mejorar y tratar con cuidado así, porque si no es así es mejor no hacerlo. Igual, siempre el público tiene la decisión final. Incluso, a veces por la brecha de generaciones, hay canciones muy buenas de los 70 u 80 que los jóvenes no conocen y que en estos covers se hacen conocidas de nuevo. Como pasó con el maestro Luis Miguel y algunos boleros.

LOS NUEVOS ESTILOS

El género urbano está cobrando mucha fuerza en la industria musical ¿Veremos a Gilberto incursionar en él como sucedió con otros artistas?

Yo lo he hecho como colaboraciones y si me llaman lo seguiré haciendo. Pero en el caso de mi propuesta, soy más apegado a lo tradicional, dentro de mi línea. No estoy contemplando hacer un cambio radical en lo que presento. Pero sí participo de colaboraciones, porque a la gente le gusta este tipo de fusión y les parece simpático.

Es decir, mantendrá su esencia…

Yo creo que todos deben mantener su esencia, pero si unos muchachos tienen la buena deferencia de invitarme, yo encantado.

DATO

Gilberto Santa Rosa celebrará sus 40 años en Lima este 5 de mayo en el Jockey Club.

0 Comentarios
¿Qué opinas?