AFP

Además de actriz y modelo ocasional, Halle Berry ha comenzado una nueva aventura empresarial esta vez en el mundo de la lencería. Ella ha decidido rescatar la marca de lencería francesa Scandale, que nació en París en 1932, convirtiéndose en copropietaria de la firma.

Con una primera colección de 10 sostenes y calzones, entre ellos un conjunto de leopardo, la línea saldrá a la venta en las tiendas Target a partir del lunes 27 de octubre, con precios entre los US$7 y US$18.

La protagonista de "Gatúbela" descubrió la firma en uno de sus paseos por el barrio St. Germain en París. “Pensé que sería la manera perfecta de traer el glamour y sofisticación parisina a América”, comentó a la publicación WWD.

Acostumbrada a ser imagen de otras marcas, Berry ha decidido dar un paso más e invertir en su propia empresa. “Durante muchos años he respaldado otras marcas, como Revlon. También me alié con Coty y empecé a hacer mis propios perfumes. Pero no eran mis propias compañías. Decidí por mi propia evolución como mujer y emprendedora que era mi hora de ser parte de algo en lo que creo y no simplemente prestar mi nombre a una marca”.

La intérprete ha reconocido estar muy involucrada en el diseño de las piezas y no cabe duda, después de verle lucir estupenda en películas como “Die Another Day” o “Monster’s Ball”, que será su mejor embajadora.

Sepa más: