La pareja se divorció en buenos términos. | Fuente: PacificCoastNews

La semana pasada, casi dos años después de que la cantante y actriz Hilary Duff (28) y el jugador de hockey sobre hielo Mike Comrie (35) pusieran punto final a su matrimonio, se formalizó su divorcio. Según el acuerdo, Hilary mantendrá su casa de Beverly Hills, aunque tendrá que comprar su parte a Mike, pagando $2,408,786, informa la revista People.

Hilary también se quedará con las otras casas que tienen en común, mientras que Mike mantendrá su Bentley coupé y su Mercedes G-Class SUV. La pareja, que tenía un acuerdo prenupcial, compartirá la custodia de su hijo Luca y ninguno de ellos pagará manutención al otro cónyuge.

La artista estadounidense contó hace unos días que a pesar de su ruptura su relación con el deportista sigue siendo muy buena. “Tenemos un hijo estupendo. Y los dos estamos obsesionados con él. Somos buenos amigos y nos reímos mucho. Nos comunicamos muy bien y compartimos fotos cuando el otro está con Luca. Él está bien, nosotros estamos bien y seguimos adelante. Mike y yo estuvimos muy enamorados. Los dos nos quisimos casar. Llevo trabajando desde los 11 o 12 años, así que tomar esa decisión tan joven (se casó en 2010) me pareció bien. A lo mejor no lo era, pero fuimos muy felices la mayoría del tiempo que pasamos juntos”, explicaba en The Ellen DeGeneres Show.


¿Qué opinas?