AFP

La cantante Jennifer Lopez no quiere llevar más el apellido de su aún esposo Marc Anthony, por ello ha solicitado al juez que le devuelva su nombre legal cuanto antes, para dejar de estar nominalmente vinculada a su exmarido y poder volver a firmar documentos legales bajo el nombre de Jennifer Lopez, según publica el portal de noticias TMZ.

Al contraer matrimonio en el 2004, la cantante neoyorquina adoptó el apellido de su marido y pasó a llamarse Jennifer Muñiz en todo tipo de registros públicos, una situación que ya no tolera al llevar casi tres años de relación sentimental con el bailarín Casper Smart.

No obstante, el deseo de recuperar su antigua identidad es el único contratiempo que ha experimentado la intérprete durante su interminable proceso judicial, ya que tanto Marc Anthony como ella acordaron desde el fin de su relación que mantendrían las mismas obligaciones y responsabilidades sobre sus dos hijos.