J.K. Rowling
La escritora J.K. Rowling volvió a entrar en una polémica por sus recientes comentarios sobre la comunidad transgénero. | Fuente: AFP

Nuevamente, J.K. Rowling ha compartido sus opiniones sobre la comunidad transgénero. Como se recuerda, la escritora británica ha sido criticada por sus posiciones transfóbicas al descalificar a dichas personas, o pretender hablar por estas. Desde Twitter, aseguró que hay un tema que no puede ignorar más: las hormonas recetadas para los adolescentes trans.

J.K. Rowling publicó un hilo a través de su perfil en Twitter, donde reúne una supuesta evidencia de que esas hormonas son como antidepresivos, y son prescritas para gente muy joven en su proceso de transición.

He ignorado los tweets falsos que se me atribuyen y retuiteado sabiamente. He ignorado el porno tuiteado a niños en un hilo sobre su arte. He ignorado las amenazas de muerte y violación. No voy a ignorar esto”, inició la autora de “Harry Potter” en su más reciente declaración sobre la comunidad transgénero.

En ese sentido, Rowling defendió su posición sobre la relación entre la salud mental y la transexualidad. Como se recuerda, la novelista ha sido sincera respecto a su relación con los antidepresivos que consumió durante un tiempo, así como con su batalla con la depresión.

Cuando mientes sobre lo que creo sobre los medicamentos para la salud mental y cuando tergiversas las opiniones de una mujer trans por la que no siento nada más que admiración y solidaridad, cruzas una línea”, advirtió a todos los ataques que enfrenta en las redes sociales.

SIN HORMONAS NI CIRUGÍAS

Para malestar de sus seguidores, la escritora J.K. Rowling —creadora del mundo de “Harry Potter”— destacó que las hormonas y cirugías no deberían ser los primeros pasos de transición para las personas transgénero.

En su hilo en Twitter, expuso una serie de estudios científicos sobre los efectos secundarios de las hormonas recetas por médicos, y asegura que estamos presenciando un “nuevo tipo de terapia de conversión para los jóvenes homosexuales”.

“Los riesgos a largo plazo para la salud de las hormonas del sexo cruzado ahora se han rastreado durante un largo período. Estos efectos secundarios a menudo son minimizados o negados por los activistas trans”, expresó J.K. Rowling, después de ser criticada, en más de una ocasión, por sus posturas transfóbicas.

Entre los comentarios del hilo en Twitter, muchos de sus seguidores le piden no hablar más en nombre de una comunidad a la que no pertenece.