Web oficial

Los reggaetonero Jowell y Randy, que actuaron en la boda de Camilo Torres Martínez, alias "Fritanga", antes de que éste fuera detenido, rechazaron cualquier vinculación con el narcotraficante colombiano.

"Estamos muy tranquilos porque no tenemos nada que ver con esto. Si uno no habla, pues la gente especula y es importante que aclaremos el punto de cómo fue que surgió todo esto. Es una situación muy lamentable que haya sido en Colombia", dijo Jowell a Efe.

Los raperos se presentaban en la boda de Torres Martínez en la isla Múcura, en el Caribe colombiano, cuando las autoridades interrumpieron para detener al capo, pedido en extradición por Estados Unidos por su vinculación al narcotráfico.

"A nosotros no se nos está acusando de nada. Y entendemos que así las autoridades lo entienden también. Si fuera lo contrario, pues nos hubieran detenido o no nos hubieran dejado ir del país. No tuvimos ningún inconveniente", agregó el artista boricua.

Jowell Muñoz explicó que la contratación para la fiesta de "Fritanga" fue a través del empresario Edwan Faru Berruecos, en la que también participaron los reguetoneros boricuas Arcángel, el dúo de Ñejo y Dálmata, y los colombianos Jean Carlos Centeno, Silvestre Dangond y el grupo Mortal Kombat.

Aseguró que no conocían previamente a "Fritanga" y que, incluso, tuvo que preguntar a viva voz en el escenario quién era la persona para felicitarlo.

"Lo menos que pensé de él es que fuera narcotraficante. Yo no verifico el trasfondo de cada cual, pero por su aspecto no pensaba que se dedicaría a eso", enfatizó.