Actrices, atletas, periodistas y cantantes se tomaron la pasarela para concienciar sobre las enfermedades del corazón en la mujer, en el preámbulo de la Semana de la Moda que se realiza en el Lincoln Center de Nueva York.

Cada una de las famosas lució un vestido de un conocido diseñador, entre éstos Carolina Herrera, Oscar de la Renta, Tadashi Shoji, Herve L. Leroux o Nicole Miller.

Las famosas mostraron vestidos largos y cortos, ceñidos al cuerpo o amplios, drapeados o clásicos para llamar atención sobre la enfermedad cardiovascular en la mujer.

Una de las más aplaudidas fue la cantante, actriz y también diseñadora Kelly Osbourne, miembro de la popular familia Osbourne, por la simpatía con la que salió a la pasarela para mostrar la creación de Zac Posen.

También participaron Kris Jenner y sus hijas, Kendall y Kylie Jenner, que han ganado popularidad por su participación en el reality show "Keeping up with the Kardashians", todas vestidas por Badgley Mischka.

Las jóvenes entraron a la pasarela antes de que su madre les cediera el turno y posaron junto a ésta, para luego desfilar tomadas de la mano, provocando también un fuerte aplauso del público.

El cierre del desfile estuvo a cargo de la premiada cantante Toni Braxton, que ha vendido más de 60 millones de discos, en un ajustado modelo largo de Herve L.Leroux.

EFE