La socialité y protagonista del reality "Keep up with the Kardashians", Kim Kardashian, ha pedido a un juez que declare la disolución inmediata (divorcio express) de su enlace con Kris Humphries, pues de lo contrario su hijo nacerá fuera del matrimonio.

"Creo firmemente que una inmediata disolución de mi matrimonio ayudará a crear una nueva vida, llena para mí", escribió en los documentos judiciales presentados el mes pasado, según informa el portal TMZ.

En la audiencia en la Corte Superior de Los Ángeles, Kardashian, quien solicitó el divorcio en octubre de 2011, pidió al juez una fecha para el juicio de divorcio o, por lo menos, para que el matrimonio se disuelva de manera rápida, aunque los asuntos financieros se están luchando en los tribunales.

"Actualmente, estoy embarazada de un hombre con quien comencé una relación, mucho después de que me separé de (Humphries)", señaló que no desea seguir casada con Humphries cuando su hijo nazca, al añadir que "estoy solicitando que el estado de mi matrimonio se determine no sólo por mi bien, sino por el de mi hijo también".

Humphries, quien busca la anulación de su matrimonio de 72 días alegando fraude, ha contrarrestado con documentos en donde señala que el que su exesposa tenga un "embarazo no planeado" no es razón suficiente para que se deba acelerar el litigio.