Lindsay Lohan condenada a 90 días de cárcel por violar la ley

La actriz estadounidense, que estalló en llanto al escuchar la sentencia, deberá también participar en un nuevo programa sobre abuso de sustancias.

La actriz estadounidense Lindsay Lohan fue sentenciada el martes a 90 días de cárcel por violar los términos de su libertad provisional por conducir ebria en 2007, informaron fuentes judiciales en Beverly Hills.

La popular actriz tendrá que rendirse ante las autoridades el 20 de julio, cuando empezará su condena.

Lohan fue sentenciada a cumplir la condena en prisión luego que la jueza de la Corte Superior de Beverly Hills, Marsha Revel, determinó que Lohan no cumplió con las clases de educación sobre el alcoholismo en violación de su libertad condicional, impuesta por dos casos de conducir bajo la influencia del alcohol de 2007.

"Ha sido simplemente un largo recorrido y no quiero que piense que no la respeto a usted ni los términos de la libertad condicional, porque realmente creía que estaba haciendo lo que se suponía que debía hacer", dijo Lohan entre sollozos al comparecer ante la Corte de Beverly Hills.

A Lohan, de 24 años, quien se encontraba acompañada por su abogada, su hermana y su padre, también se le ordenó participar en un nuevo programa de 90 días sobre abuso de sustancias, indicó la jueza.

La magistrada Revel aclaró que no se pronunciaría sobre el brazalete electrónico que está usando la actriz desde mayo pasado para controlar su consumo de alcohol, después que faltó a una audiencia por el supuesto robo de su pasaporte cuando se encontraba en el festival de cine de Cannes, en Francia.

"Yo no voy a permitir como parte de la audiencia por violación de la libertad condicional, (decidir) nada sobre el accesorio electrónico", aclaró la jueza. La representante de la fiscalía, Danette Meyers, indicó en varias oportunidades que con las ausencias de Lohan a las clases sobre el alcohol y la alarma de su brazalete, la joven actriz estaba desacatando las órdenes de la jueza y violando la ley.

Meyers recordó a la jueza que en junio se activó la alarma del brazalete electrónico durante una fiesta de los premios MTV. "Como lo indica la corte, esto ha estado ocurriendo desde 2007 y todavía hay cosas por cumplir", apuntó la fiscal.

La abogada de Lohan, Shawn Chapman Holley, la defendió afirmando que en términos generales la joven ha cumplido y pidió que no fuera castigada duramente por haber faltado a siete sesiones de un programa de 27 semanas.

"Considero que ella ha sido auténtica con esta corte cuando ha dicho que ha hecho lo mejor a su alcalce bajo circunstancias extremadamente difíciles", apuntó la abogada.

El 8 de junio la jueza Marsha Revel ordenó el arresto de la actriz por violar los términos de su libertad condicional y le impuso una fianza de 200.000 dólares, que una vez que fue pagada, la actriz evitó ir a prisión.

Esta seguidilla de problemas de Lohan con la justicia se arrastran desde mayo de 2007, cuando fue hallada supuestamente embriagada en un vehículo que se estrelló cerca de un hotel en Beverly Hills Hotel, y dos meses más tarde fue detenida en Santa Mónica por manejar bajo los efectos del alcohol.

En agosto de ese año se declaró no culpable por manejar ebria y estar bajo la influencia de la cocaína. Fue entonces condenada a la cárcel, donde estuvo 84 minutos por tratarse de un delito menor para prisiones hacinadas y se le impuso tres años de libertad provisional.

Pero debido a su ausencia de las clases de educación sobre el alcoholismo, se extendió en octubre de 2009 un año más la libertad condicional, que según la jueza y la fiscalía, ha violado en los últimos meses.

AFP