Por fuera Marilyn Monroe era imponente y hermosa, pero por dentro era frágil y estaba confundida. Recordemos a una de las actrices más famosas del siglo XX.

| Fuente: Flickr

Los inicios de la carrera del ícono de Hollywood datan de 1945, cuando empezó a trabajar como modelo. Más tarde, iniciaría su carrera artística bajo el nombre de Marilyn Monroe.

| Fuente: Flickr

Cuando era pequeña, su madre sufrió una crisis nerviosa, lo que la llevó a vivir con la mejor amiga de su progenitora y luego en varios hogares sustitutos.

| Fuente: Flickr

Luego de volver a vivir con su madre, acusó al esposo de esta de haberla ultrajado sexualmente, por lo que pasó a vivir junto al tío de la mejor amiga de su madre, Olive Brunings. Con a penas 12 años, volvió a ser violada, esta vez, por uno de los hijos de Brunings.

| Fuente: Flickr

Luego trabajar en una fábrica de municiones, posó para un fotógrafo en su centro de trabajo y empezó a cotizarse como modelo. Sin embargo, su nuevo empleo no le gustaba a su esposo, que buscaba que Marilyn fuera una ama de casa. Esto la llevó a divorciarse de él.

| Fuente: Flickr

Tras presentarse a varios castings, Monroe fue contratada por uno de los ejecutivos de la Twentieth Century Fox para trabajar como extra de cine por un periodo de seis meses.

| Fuente: Flickr

Por esta época Norma adoptó su nombre artístico: Marilyn por la actriz Marilyn Miller y Monroe por el apellido de soltera de su abuela.

| Fuente: Flickr

Pocos saben que, en sus inicios como actriz, se inscribió en clases nocturnas de arte y literatura en la Universidad de California, en 1951.

| Fuente: Flickr

El éxito de Monroe devino con su papel en la película “Los caballeros las prefieren rubias” (1953).

| Fuente: Flickr

En diciembre del mismo año, la actriz apareció en el número primero de la revista Playboy, y se convirtió rápidamente en “la chica del mes” de la revista.

| Fuente: Flickr

Monroe manifestó que se sentía cansada de interpretar los típicos papeles de “rubia tonta”, por lo que se negó a participar de la comedia musical “The girl in Pink tights”, junto a Frank Sinatra, lo que la llevó a ser suspendida temporalmente por Century Fox el 4 de enero de 1954.

| Fuente: Flickr

En 1955 y tras contraer matrimonio por segunda vez, Monroe participó en la comedia “The seven year itch”, lo que la llevó a tener su primera nominación al premio BAFTA como mejor actriz extranjera.

| Fuente: Flickr

Tras abandonar por un tiempo la actuación, Monroe buscó perfeccionar sus dotes de actriz y formar su propia productora de cine, por lo que se inscribió en las clases de teatro dirigidas por Constance Collier, quien falleció días después de iniciado el curso.

| Fuente: Flickr

En 1956, Monroe volvióa la actuación para interpretar a Cherie en la película “Bus stop”, papel que le merecería la nominación al Globo de Oro en la categoría mejor actriz de comedia o musical.

| Fuente: Flickr

Ese mismo año, Monroe contrajo matrimonio con el escritor Arthur Miller, por lo que tuvo que convertirse al judaísmo.

| Fuente: Flickr

La actriz grabó su primera película “El príncipe y la corista” en medio de mucho estrés, ya que se encontraba embarazada. La situación llevó a la actriz a sufrir de un aborto espontáneo.

| Fuente: Flickr

Los sucesos llevaron a Marilyn a un periodo de trastornos emocionales, y se volvió adicta al alcohol y a los barbitúricos.

| Fuente: Flickr

Pese a que su vida personal estaba convulsionada, su actuación en su primera película propia tuvo buena aceptación por parte de los críticos de cine y hasta fue nominada al premio BAFTA como mejor actriz.

| Fuente: Flickr

Los famosos cuadros de Andy Warhol sobre ella tienen como modelo la imagen promocional de la película de bajo presupuesto protagonizada por la actriz: Rose en Niágara.

| Fuente: Flickr

Monroe falleció una madrugada de agosto, en 1962, con a penas 36 años. Las circunstancias de su muerte han despertado todo tipo de teorías en relación a su estabilidad emocional.

| Fuente: Flickr
¿Qué opinas?