No tenían gustos tan distintos: Meghan Markle, duquesa de Sussex y Letizia Ortiz, reina de España, llevaron el mismo vestido en diferentes actos protocolares.

Poco más de 1600 kilómetros separan Londres (Inglaterra) de Oviedo (España), pero los gustos 'fashionistas' de Meghan Markle y Letizia Ortiz ─representantes reales de estos países─ no están tan lejos el uno del otro. Así lo demostraron al asistir la mañana del jueves 26 de julio a eventos realizados en diferentes ciudades utilizando vestidos muy parecidos.

Meghan Markle apareció por sorpresa en un evento deportivo junto a su esposo, el príncipe Harry, con un vestido jean de Carolina Herrera. En tanto, la reina Letizia visitó una escuela de música en su Oviedo natal, también vestida con un traje jean, solo que de un azul un poco más oscuro.

SUTILES DIFERENCIAS

La reina Letizia asistió al Auditorio de la Escuela Internacional de Música de Oviedo vestida con un look 'total denim' para inaugurar los cursos de verano de la Fundación Princesa de Asturias. Aunque la estación podría hacer referencia al calor, en ralidad la temperatura en esa localidad no pasan los 20 grados centígrados actualmente.

Meghan Marklecuya vestimenta siempre llama la atención de los 'fashionistas'─ asistió al Sentebale Polo 2018, un partido benéfico de polo. El príncipe Harry, quien hace unos días le pidió no utilizar un esmoquin en su próxima gira por Australia, la acompañó en todo momento. A diferencia de Letizia, quien utilizó zapatos del mismo color que el vestido, Markle los usó color Nude.

Tanto Meghan Markle como Letizia Ortiz llevaron cinturón, escotes muy ligeros (el de la reina de España era más conservador) y un bolso de mimbre (en el caso de la duquesa de Sussex) y repujado (en el caso de la ex periodista). Ambas llevaban bolsillos: Markle en la falda, Ortiz en la parte superior del traje.

Diversos medios europeos han comparado el 'look' de Letizia con el de Melania Trump, quien hace algunas semanas también utilizó un traje parecido en uno de sus eventos oficiales. Todo parece indicar que las damas reales tienen gustos muy parecidos.

 

¿Qué opinas?