Wikimedia

Mel Gibson ha hecho todo lo que tuvo que hacer para demostrar que ha logrado dominar sus problemas de ira, según averiguó el portal TMZ.

El abogado de Mel, Blair Berk, se presentó ante la juez Stephanie Sautner esta mañana y le mostró la prueba honor de que Mel no solo completó el número requerido de horas de terapia para el manejo de la ira por orden judicial sino que hasta las ha excedido.

Como resultado, Todo lo que Mel tiene que hacer ahora para librarse de la libertad condicional es mantenerse en calma por 2 años más, y a continuación, oficialmente estará fuera del régimen de libertad condicional.