Sus declaraciones sobre la causa del cáncer que tuvo, le siguen trayendo problemas a Michael Douglas, sobre todo por haber expuesto a su esposa, la actriz Catherine Zeta-Jones.

Estas declaraciones han puesto a Zeta-Jones en el blanco de las burlas. Por esta actitud, el actor ha sido criticado, precisamente poque aparecen en un momento en que su esposa ha confesado que está recibiendo tratamiento médico porque sufre de trastornos bipolares.

 “Que Michael Douglas hable de este tipo de cosas ante el mundo debería ser razón para buscar un consejero matrimonial, o un abogado de divorcio muy caro”, se lee en una columna en el New York Post.

Como se recuerda, Douglas dijo al diario británico The Guardian que el tumor que devino en un cáncer de garganta por la práctica de sexo oral.

Aunque su representante ha manifestado que sus declaraciones fueron malinterpretadas, ni su esposa, ni él han salido hacer los deslindes públicamente.