La pequeña actriz, Rubina Ali, de tan solo 9 años, rompió en llanto al ver como la casa que la vio nacer y crecer era destruida en una semana.

Cuando el equipo de demolición llegó hasta la vivienda, Ali salió con el vestido que lució para los Óscar, para hacer entrar en razón a los obreros.

En tanto, el padre de la pequeña actriz, Rafiq Rubina Qureshi, fue golpeado brutalmente por la  policía de Bambú después que intentara rescatar sus pertenencias.

Cabe mencionar, que una veintena de los niños indios que actuaron en la película "Slumdog Millionaire" también se han quedado sin casa debido al derribo oficial de unas cincuenta chabolas en un arrabal situado a las afueras de Bombay, en el oeste de la India.

(Video: ANI News Channel)