Pamela Vértiz defiende a capa y espada al equipo de su espacio dominical, "Día D". Y es que, después de revelar que Marco Antonio Gallego Gonzáles era portador de VIH, por lo que la familia de Marco Antonio decidió demandar al espacio televisivo; la conocida conductora aprovechó las cámaras de su programa para afirmar que "el derecho a la intimidad es de Marco Antonio y no de su familia".

"El derecho a la intimidad, es de carácter personalísimo porque solo le atañe a la persona y no es transmitido a sus familiares. Además, la ley especifica que la violación sólo se produce al registrar hechos con procesos técnicos. Sin embargo, aquí difundimos la información oficial de un examen hecho por médicos forenses", sentenció.

Asimismo, la periodista exigió respeto a la memoria del difunto y, además, sostuvo que muchas de las acusaciones contra su producción, y vertidas en la carta notarial que la familia de Gallego le envió, son falsas.

Según la conductora, su equipo de investigación evaluó el caso al detalle, antes de confirmar que Marco Antonio era portador del VIH.

"Se dice que hablamos sin sustento de la información y es falso. Nosotros tuvimos acceso a un dictamen de medicina forense que dice que Marco Antonio tenía VIH", refirió.
 
Por otro lado, Vértiz aseguró que el revelador reportaje sirvió para que las parejas de Marco Antonio tomen sus precauciones y se sometan a los exámenes respectivos.

 "El reportaje contribuye para evitar la enfermedad y la discriminación hacia los portadores, porque las ex parejas podrían desconocer que están infectadas y seguir contagiando a demás", aseveró.


(Foto:Difusión)