Persiste disputa por legado de Cantinflas, tras 20 años de su muerte

Moreno Ivanova y Eduardo Moreno Laparade, sobrino de "Cantinflas", mantienen una disputa en los tribunales a la que la exnuera del cómico se ha sumado en días pasados.
Creative Commons/Iberia Airlines

México recuerda al comediante mexicano Mario Moreno Reyes, mundialmente conocido como "Cantinflas", mientras persiste una áspera disputa familiar en torno a su legado que se ha intensificado recientemente a los 20 años de la muerte del célebre cómico.

"Todos estos años han sido difíciles, a partir de la muerte de mi papá. He sido muy golpeado por muchas personas. Al parecer es como jugar a la piñata conmigo, ya sea por envidias o rencores", dijo a la prensa Mario Moreno Ivanova, hijo del también llamado "Mimo de México".

Minutos antes de la celebración de una misa en la Catedral de Ciudad de México para marcar el aniversario luctuoso del actor, Moreno Ivanova consideró que su padre "estaría sumamente triste porque todas esas personas que me han atacado atentan contra algo que dicen respetar: la memoria y la imagen de mi papá".

"A mí también me duele mucho que sobre todo en fechas como éstas haya quienes aprovechen para tener protagonismo", añadió.

Moreno Ivanova y Eduardo Moreno Laparade, sobrino de "Cantinflas", mantienen una disputa en los tribunales a la que la exnuera del cómico se ha sumado en días pasados.

Moreno Laparade alega desde hace años en los tribunales que su tío le cedió en vida los derechos de 39 cintas a través de un documento notarial que, según Moreno Ivanova, no tiene validez.

Hasta ahora se han dado tres fallos: los dos primeros, de instancia y apelación, favorecieron al sobrino, y el más reciente, el amparo, al hijo, que actualmente es reconocido como el heredero universal del comediante.

Por su parte, Sandra Bernat amenazó en vísperas del aniversario con divulgar secretos del comediante en medio de una disputa con Moreno Ivanova, de quien se divorció hace tres años, por la manutención de sus hijos.

Como adelanto, comentó que el actor estaba en pleno uso de sus facultades cuando falleció el 20 de abril de 1993, lo que afecta directamente al proceso posterior en el que se definió el reparto de su herencia entre sus parientes.

Bernat narró que tras el fallecimiento, Moreno Ivanova le pidió al médico de "Cantinflas" que declarara que éste se encontraba "sumamente enfermo, cuando en realidad él no estaba en su lecho de muerte".

"Es algo absurdo, no sé de dónde lo está sacando, o qué intención tiene. Bueno, sí sé qué intención tiene: es dinero", dijo Moreno Ivanova respecto a las aseveraciones de su exesposa.

Agregó que le da mucha tristeza que Bernat "quiera cambiar el panorama de las cosas cuando mi papá estaba muy enfermo, prácticamente en un estado semicomatoso; estuvo en cama prácticamente cinco días sin poder hablar ni moverse, esperando nada más el día final".

Aseguró igualmente que intentó llegar a un arreglo económico con su exesposa, pero que ésta optó por la vía judicial. "Unos hacemos misas, otros hacen escándalos", declaró.

EFE