Captura KTLA

El actor Samuel L. Jackson no dudó en expresar toda su indignación en directo cuando el presentador de un programa de televisión estadounidense, Sam Rubin, de la cadena californiana KTLA se dirigió a él como Laurence Fishburne.

Esta confusión dio pie a que Jackson se quejara amargamente de la falta de preparación que exhiben algunos informadores.

“¿Cómo que en un anuncio de la Super Bowl? ¡Yo no he salido en ningún anuncio del Super Bowl! ¡No soy Laurence Fishburne! ¿Qué les pasa a los periodistas? Ustedes están tan locos como la gente de Twitter. Están todos locos y piensan que somos todos iguales por ser negros”, contestó en voz alta Jackson. Acto seguido, el actor quiso dejar en claro que tampoco es Morgan Freeman.

Aunque las palabras acusatorias sonaron muy duras, lo cierto es que todo fue entre risas. El periodista intentó retomar el rumbo de la entrevista pero demoró varios minutos para recomponerse y que el actor dejara de burlarse.

Finalmente, el programa continuó con el ritmo que debía y todos hicieron las paces.