A pocos días de la muerte de Gary Coleman, un amigo cercano al actor contó paso a paso cómo se produjo la mortal caída de la estrella de "Blanco y Negro".

Pal Jeremy Spence dijo que el popular Arnold se sentía débil a causa de un tratamiento habitual de diálisis que se sometió durante 4 horas, precisamente antes de golpearse fuertemente en la cabeza.

"La diálisis le tomó (casi) todo el día. Él solo quería ir a casa, pero era bastante débil. No tenía fuerzas para nada", indicó Spence a Us Weekly.

El amigo de Coleman cuenta que, como cada miércoles, el pequeño actor se dirigió al hospital para someterse a dicho tratamiento, debido a la enfermedad congénita renal, la misma que detuvo su crecimiento a temprana edad.

Después de regresar a su casa, Coleman se resbaló y se golpeó la cabeza. Su esposa, Shannon Price, llamó a la ambulancia poco después del accidente y fue trasladado al hospital de Provo en Utah.

La caída le produjo una hemorragia intracraneal y entró en coma. El jueves estuvo en terapia intensiva, pero los esfuerzos de los médicos no bastaron y el actor falleció al día siguiente.  

En una carta, la esposa Gary agradeció las muestras de afecto y las condolencias del público al pequeño actor.

"Miles de correos electrónicos han llegado al correo del hospital. Todos (los mensajes) han sido tan reconfortantes para la familia, porque sabemos que (Gary) aún es amado", escribió Shannon en una misiva leída por su hermano, Shawn.