El divorcio de David Armstrong-Jones y Serena es el segundo en la familia real. | Fuente: Twitter

Después del divorcio del nieto de la reina Isabel II, Peter Phillips y su exesposa, Autumn Kelly, con quien llevaba 12 años de matrimonio y tiene dos hijas en común; se suma otra división en la familia real.

Como si fuera una especie de maldición en la casa de Windsor, ahora el sobrino de la monarca, David Armstrong-Jones, anunció su separación con Serena, después de 26 años juntos.

Ambos decidieron hacer público su divorcio y pidió que respeten su decisión ya que lo consideran mejor:

“El conde y la condesa de Snowdon han acordado amigablemente que su matrimonio ha llegado a su fin y que se divorciarán. Piden que la prensa respete su privacidad y la de su familia”.

David Armstrong-Jones, de 58 años, es un fabricante de muebles y ex presidente de la casa de subastas Christie’s, y su exesposa tiene 49 años. Se casaron en 1993 y como fruto de su amor tuvieron dos hijos: Charles, de 20; y Antony, de 17.

El sobrino de la reina Isabel II perdió a su madre en el 2002 y después de su padre, el conocido fotógrafo Antony Armstrong-Jones en el 2017, se convirtió en el segundo conde de Snowdon.

Este es el segundo divorcio del año que se da en la familia real y la matriarca consideró como “mala racha” todo lo que viene sucediendo desde el 2019 y que al parecer, seguirá todo este año.

División en la familia real

Peter Phillips y Autumn Kelly mandaron un comunicado de prensa confesando que se efectuó el divorcio y que, efectivamente, no estarían más juntos pero aún mantienen una relación amistosa por el bien de sus hijas y desde el año pasado no son pareja.

De acuerdo con el portavoz de la familia, Gerard Franklin, la pareja seguirá viviendo en la residencia de Gloucestershire con sus pequeñas, Savannah e Isla, de nueve y siete, respectivamente.

“Tanto Peter como Autumn no son miembros de alto rango de la familia real y por eso no se consideró necesario anunciar formalmente su separación el año pasado”, aseguró.