Secuestran a Charo dentro del penal
Charo es tomada por el cuello por uno de los presos amotinados. | Fuente: América Tv

Es día de visita femenina en el penal de Piedras Flacas y un grupo de presos se van armando ya que sus mujeres han introducido armas dentro de los taper de comida. Conforme se van armando, se van distribuyendo por el patio que está lleno de gente.

Charo se aproxima a Coqui quien está junto con su hija Daniela. Están conversando cuando de pronto uno de los internos toma a Charo por el cuello y la amenaza con un arma mientras los otros presos hacen lo mismo. Todas las mujeres son arrinconadas y llevadas a un ambiente del penal.

Mientras tanto, Fernanda y Joel están en el baño y pretenden tener intimidad cuando se pronto se dan cuenta que la periodista que y su camarógrafa que Fernanda llevó al penal están en el mismo lugar. Escuchan disparos y gritos pero no pueden salir porque la puerta está atascada. De pronto la puerta se abre violentamente y dos presos armados se los llevan junto a los otros rehenes.

Por su parte, Nicolás y Emilia están en la suite de Ángel y disfrutan de un baño en el jacuzzi cuando escuchan gritos y disparos. Creen estar seguros porque creen que los guardaespaldas están cuidando la puerta. Nicolás se acerca para verificar que la puerta está asegurada pero ingresan dos internos armados y se lo llevan pese a estar en calzoncillos y también a Emilia que solo está cubierta con una sábana. Los llevan junto a los otros rehenes.

El que parece ser el cabecilla señala a Charo con quien tiene un intercambio de palabras por haberla llamado “flaca”. Al final la obliga a leer un comunicado que es transmitido en vivo por televisión gracias a la camarógrafa.

“Exigimos un trato igualitario. No se atrevan enviar escuadrones de rescate tenemos rehenes y mataremos a uno cada hora”, lee Charo totalmente asustada. La escena es observada por Francesca y su familia en casa y lo mismo ocurre con Reyna, Lucho y sus hijos y también con Gilberto y Alejo. Finalmente Sergio, el flamante esposo de Isabella se ofrece a ser mediador y llega al penal donde están los presos y sus rehenes.

Sepa más: