Latina

Paolo Trujillo, conocido como “El vecino del 301”, contó el drama que le tocó vivir desde que fue recluido al penal de Lurigancho.

“Me dicen vecino, me pasan la voz, la gente me tiene respeto. Lo bueno que acá he conseguido personas que obviamente no son mis mejores amigos pero son personas que me están apoyando”, aseguró Paolo para el programa “Espectáculos”.

“Acá se vive relativamente bien. La comida y el desayuno lo traen puntual, en ese sentido está bien, lo difícil y complicado es que no puedo salir”, agregó.

Además, contó que los demás internos siempre le recuerdan a Susy Díaz y a Flor Polo.

“Me mencionan a Florcita, me dicen llámala a Susy”, contó.

Como se sabe, Trujillo fue recluido al penal de Lurigancho por no cumplir con la pensión de su menor hija.