Ramiro Saavedra en su papel de Kurt Cobain se coronó como el ganador de la primera temporada del concurso “Yo soy” al lograr 53% de los votos de los televidentes frente al 47% que obtuvo Ronald Hidalgo representando a Juan Gabriel. Amy Winehouse quedó tercera.

El joven arequipeño se hizo acreedor a un cheque por US$25.000 y un trofeo. Emocionado hasta las lágrimas salió al escenario montado en la fachada del Estudio 4 para agradecer a los cientos de asistentes que acudieron a la antesala del programa y que se quedaron a ver las incidencias de la final a través de una pantalla gigante. Saavedra, que estaba muy afónico, se dio tiempo para cantar “Smells like teen spirit”, ante una eufórica multitud.

Los miembros de jurado tuvieron palabras de elogio para los tres concursantes que llegaron a la final y confesaron que había mucha tensión. Pero había que eliminar a uno de los tres y esa fue Amy Winehouse. Salió del escenario entre lágrimas aunque fue aplaudida de pie por los asistentes al set, incluidos los miembros del jurado.

La final de la primera temporada de  “Yo soy” se inició con un recordaris de lo que fue el casting de los tres finalistas, de cómo llegaron al concurso en marzo pasado y cómo se fueron transformando y mostrando, cada vez más, su talento.

Entre la asistencia al programa final se vio a numerosas figuras de Frecuencia Latina, además del público y, por cierto, los miembros del jurado que lucían muy elegantes. También estuvieron todos los exparticipantes del programa. Hubo agradecimiento para todas las personas y equipos que tuvieron que ver con el programa en los últimos tres meses.

El primero en salir a escena fue Ramiro Saavedra como Kurt Cobain para interpretar “Where did you sleep last night”. Mientras cantaba, el público apostado en las afueras del Estudio 4 de Barranco, que seguía el programa a través de una pantalla gigante, daba vivas al concursante arequipeño. El jurado le dijo que desde el principio mostró su talento, que se notaba que ensayaba y preparaba su actuación, que aprendió a tocar la guitarra con la mano izquierda, una excelente imitación aunque  había tenido unas ligeras fallas.

Vino el turno de Ronald Hidalgo, encarnando a Juan Gabriel. Se dijo que este concursante estuvo a punto de abandonar el concurso y sin embargo ha llegado limpiamente a la final. Cantó “Se me olvidó otra vez” acompañado de los mariachis “Pancho Pistolas”. El jurado le dijo que era idéntico a Juan Gabriel, impecable, totalmente bien, con seguridad. “Si el verdadero Juan Gabriel te ve, se para y te aplaude”, le dijo Maricarmen Marín. “Perfecto. Una imitación de lujo”, subrayó Ricardo Morán.

Cerró la ronda Any Rodríguez, en el papel de Amy Winehouse, cantando “Rehab”. Any recibió los saludos del guitarrista de Amy Winehouse, Robin, quien le dio las gracias por mantener viva la memoria de la extinta cantante. Any se emocionó hasta las lágrimas. El jurado tuvo palabras de elogio para Any. “Amy desde el cielo está complacida”, le dijo Maricarmen Marín. “Haces que la letra que lo que dice la canción hace que sintamos que trascendamos a otro plano de belleza. Eres notable. Eres un talento increíble. Es brillante lo que acabas de hacer”, dijo Ricardo Morán. Sin embargo, los votos del público no la favorecieron.

La final quedó en manos de Ronald Hidaldo y Ramiro SaavedraJuan Gabriel, copa en mano, salió primero al escenario para cantar “Para qué me haces llorar”. El jurado lo calificó de “maestro”. “Interpretación extraordinaria”, dijo Fernando Armas. “No me quedan palabra para calificar lo que usted hace. Este es el tipo de interpretaciones que soñábamos ver en Yo soy. Felicitaciones”, remarcó Ricardo Morán.

Kurt Cobain cantó “Smells like teen spirit” y fue acompañado por el público que coreaba la canción en el exterior del Estudio 4. El jurado le dijo que su talento se vio desde que hizo el casting en Arequipa. “En ti hemos descubierto un talento y eso lo agradezco mucho. Lo has hecho muy bien pese a estar mal de la garganta. Espero ver a la distancia cómo crece tu carrera”, le dijo Ricardo Morán.  “Tú eres grande Ramiro. Eres muy bueno. Tu presentación de hoy ha estado muy bien”, señaló Maricarmen Marín a un lloroso Ramiro. “Perdimos un ingeniero de sistema pero ganamos un gran cantante y una gran persona porque todo el mundo lo quiere”, remató Fernando Armas.