La ex reina de belleza Marina Mora se siente un poco afligida por las fotos que se propalaron donde ella se besa con el empresario mexicano Jaime Camil. Ella asegura que hubo una mala intención en eso.

"Estoy tranquila trabajando, pero es obvio que hay una mala intención. Nunca hablo de mi vida privada, por eso cómo se les puede ocurrir que yo voy a colgar esas fotos en mi Hi5, eso es un disparate. Pero no quiero caer en la provocación y mucho menos lo haré ahora", afirma, según informo el diario El Popular.

En tanto, la conductora del programa "Que vivan las mujeres", Silvia Cornejo, señaló que si bien Marina Mora y Jaime Camil no están legalmente divorciados de sus respectivas parejas, sí están separados.

Los dos están solos. Cada persona es libre de hacer con su vida lo que quiera", declaró Cornejo, quien es una de las mejores amigas de Mora.