Tula Rodríguez y Javier Carmona | Fuente: Instagram

El 2018 ha sido un año difícil para Tula Rodríguez. Como se recuerda, hace cuatro meses Javier Carmona, su esposo, sufrió un infarto. Este hecho llevó a la conductora alejarse por un tiempo de la televisión.

Además, en reiteradas ocasiones comparte con sus seguidores mensajes de aliento y superación para este delicado momento que vive con su familia.

Tras padecer el infarto, Javier Carmona fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas, pero la familia mantiene en estricta reserva su estado de salud.

Este 2019, Rodríguez regresará recargada a la conducción de "En boca de todos". Además, agradeció a Dios tener trabajo y ayudar con el sustento de su familia.

"El lunes somos. Regresamos a nuestro horario habitual y con los mismos conductores, porque lo que funciona no se cambia", contó.

Agregó que le encantaría volver a actuar este año, pero "no podría estar para su esposo e hija, que tanto la necesitan". En conversación con el diario Trome, Tula confesó que a veces se quiebra, pero que pide a Dios que todo pase pronto. "Él tiene sus tiempos perfectos".

Tula Rodríguez | Fuente: Instagram

NAVIDAD NOSTÁLGICA

La conductora Tula Rodríguez rompió en llanto frente a cámaras al hablar del complicado estado de salud de su esposo Javier Carmona, quien sufrió un infarto en agosto de este año. Ella explicó la difícil Navidad que pasará junto a su hija Valentina.

“Definitivamente es una Navidad muy dura para mí. Tal vez, es la más dura porque me encantaría que esté mi esposo al lado y seguramente es la que me ha marcado y nos va a marcar la vida a Valentina y a mí”, comentó entre lágrimas.

Ella asegura que continuará con su promesa de permanecer al lado de su esposo, pese a las adversidades. “A mi esposo lo amo con el alma y si tuviera que retroceder los años, me volvería a casar él, aunque tenga que pasar por esto nuevamente. Te amo, hoy y siempre, y voy a cumplir mi palabra de estar a tu lado”, agregó muy emocionada Tula Rodríguez.

¿Qué opinas?