Beto Ortiz y Javier Carmona
El periodista trabajó en Latina durante los años que Javier Carmona era gerente de dicho canal. | Fuente: Instagram

Beto Ortiz envió sus condolencias al enterarse del muerte de Javier Carmona, esposo de la presentadora Tula Rodríguez. Como se recuerda, el periodista lo conoció cuando él era gerente de televisión en Latina, señal donde estuvo a cargo de la conducción de diversos programas en los últimos años.

Desde su cuenta oficial en Twitter, el exconductor de “El valor de la verdad” fue uno de los primeros en manifestarse sobre la partida de Carmona. Al enterarse la noticia, dedicó unas palabras sobre lo buen hombre que fue en vida y cómo pocas personas así todavía trabajan en la televisión.

Un tipazo. Un hombre derecho y generoso de los que cada vez quedan menos en la televisión. Un caballero. Adiós, Javier”, escribió Ortiz tras conocer la noticia de su sensible fallecimiento.

El ex gerente de televisión Javier Carmona se mantuvo dos años en un estado vegetativo irreversible luego de que sufriera un infarto a mediados del 2018. Por el momento, Tula Rodríguez no se ha pronunciado públicamente por la muerte del padre de su hija Valentina.

Beto Ortiz
Beto Ortiz compartió un mensaje tras conocer el fallecimiento de Javier Carmona. | Fuente: Captura de pantalla

FALLECE JAVIER CARMONA

Javier Carmona, esposo de la conductora de televisión Tula Rodríguezfalleció en la mañana del miércoles 30 de septiembre a los 56 años, dos años después de estar en estado vegetativo, según confirmaron fuentes de RPP Noticias.

Hace unos días, Tula recordó la última vez que conversó con su pareja o la última ocasión que lo vio lúcido. “Llegaste a buscarnos a casa para llevarte a la clínica porque te sentías mal. En mi desesperación bajé corriendo para sacar el auto y poder irnos, pero tú no querías bajar hasta que Valentina esté con nosotros. Yo insistí en irnos, era una emergencia, pero tú tajante dijiste: ¡Sin Valentina no me voy!”,

A comienzos de la cuarentena obligatoria, Javier Carmona fue trasladado a su casa -para evitar riesgos de contagio de la COVID-19- donde era atendido por su esposa e hija Valentina.