Óscar López Arias y Daniela Sarfati se reconciliaron tras su divorcio en el 2013. | Fuente: Instagram / Óscar López Arias

Óscar López Arias y Daniela Sarfati disfrutan, actualmente, de una relación estable. Tras su divorcio en el 2013, la pareja de actores logró reconciliarse luego de un matrimonio que duró siete años.

Para el conductor de “Noche de Patas”, la separación trajo consigo una serie de lecciones que debieron aplicar para que la relación pudiera seguir su saludable camino. Una de estas enseñanzas fue mantener un espacio reservado para cada uno.

Hay que tener espacios privados también”, dijo el actor a El Comercio. “Vivir en la misma casa y dormir en cuartos separados es increíble. Nos cambió la vida mostro”, añadió.

Si bien esta decisión podría resultar controversial para muchas parejas, López Arias explicó las razones que lo llevaron a dormir separado de Daniela Sarfati. “Cada uno tiene lo que necesita en su habitación. Yo necesito un televisor, ella no. Yo necesito mi computadora al costado, porque trabajo en medio de la noche. Ella tiene su cuarto donde tiene su mat, hace yoga, medita, tiene un cuarto enorme, lindo”, indicó.

Asimismo, el actor manifestó que cuando reciben visita, ambos se ponen de acuerdo en qué habitación se darán el encuentro. “A veces se queda a dormir o yo en su cuarto”, puntualizó.

SOBRE SU TERCER HIJO

A sus 42 años, López Arias tiene tres hijos. El primero Joaquín, de su compromiso de hace 14 años; el segundo Facundo, fruto de su amor con Sarfati; y el tercero Lorenzo, que tuvo con una amiga gracias a la inseminación artificial. 

En entrevista con El Comercioel actor reveló que el menor de sus hijos fue concebido en un proceso de inseminación artificial, para cumplir el sueño de ser madre de su mejor amiga Natalia, quien es lesbiana. 

A Natalia la conoció cuando realizó su primera obra de teatro en los años noventa. Esta le confesó que deseaba convertirse en madre, por lo que el actor -ya con dos hijos- le ofreció su ayuda. Además, Óscar López manifestó que animó a su amiga a aceptar que él fuera el donador de esperma.

“¿Y si te toca un psicópata? Puede ser muy limpio, muy sano, bien controlado, ¿pero si dentro de esos genes hay un psicópata?”, disuadía a Natalia. “Mejor un loco conocido que un psicópata por conocer”, le decía. 

La única condición de Óscar López para Natalia era que todo sea transparente y que no hayan secretos para ningún miembro de la familia, incluido el propio Lorenzo. “Yo soy su papá, tiene hermanos. Somos una familia diferente, muy abierta. Ella es gay, tenemos un hijo, ella tiene su pareja y las cosas son así. O sea, no hay nada que ocultar”, expresó el presentador de televisión, quien afirmó que la particular composición de su familia permite que sus hijos crezcan en un hogar de unión y respeto.

¿Qué opinas?