El Real Madrid consiguió su tercera Champions League consecutiva y la 13ª de su historia. Lo hizo tras vencer por 3-1 al Liverpool en el Olímpico de Kiev. Karim Benzema y Gareth Bale fueron los artífices del nuevo título madrileño gracias a sus goles.

El equipo de Zinedine Zidane aprovechó la tempranera lesión de Mohamed Salah, una ausencia que mermó la ofensiva de los 'Reds'. El técnico francés demostró su capacidad al realizar un cambio decisivo: sacó a un intrascendente Isco y metió a Gareth Bale, quien marcó un doblete.

Tras el pitazo final las celebraciones estallaron en la capital ucraniana y en las calles de Madrid. Un nuevo título para las vitrinas del club mas exitoso de la historia del fútbol.