Alianza Lima y U. de Chile se enfrentaron en octavos de final de la Libertadores 2010
Alianza Lima y U. de Chile se enfrentaron en octavos de final de la Libertadores 2010 | Fuente: AFP

La temporada 2010 de la Copa Libertadores fue la última donde Alianza Lima consiguió superar la ronda de grupos de la competencia.

Venció dos veces a Bolívar, goleada ante Estudiantes en Matute y triunfo sobre Juan Aurich, resultados que le valieron meterse a octavos de final, donde les correspondía medirse contra Universidad de Chile.

Tras caer 1-0 en Matute, los blanquiazules visitaron el 7 de mayo el Monumental de Santiago para la vuelta. Dos goles de José Carlos Fernández ponían el marcador 2-1 para el conjunto peruano y la clasificación a cuartos. Sin embargo, a los 92’, todo se fue abajo.

El mediocampista Felipe Seymour remató desde fuera del área y la pelota se desvió en Edgar Gonzáles, entrando el balón al arco íntimo. El árbitro principal Carlos Vera dio validez al tanto, pero en el sector de occidente, el línea ecuatoriano Luis Alvarado levantaba el banderín señalando posición adelantada de dos jugadores chilenos que obstaculizaban la visión del arquero Forsyth.

Reclamos por ambos bandos, pero quizá el más significativo aquella noche fue el de Gerardo Pelusso, entrenador de U. de Chile y extécnico campeón con Alianza Lima. Airado, el uruguayo gritaba constantemente al árbitro Alvarado. Una década después, reveló detalles de aquel episodio.

“Qué no le dije al juez de línea ante Alianza. Todos vimos que el balón lo desvió un defensor. Seymour estaba en el alambrado y le dije al juez ‘baja el banderín, la gente va a entrar y nos matarán a todos'. Fue el árbitro (Vera) quien cobró el gol de U. de Chile”, dijo en entrevista con DirecTV Sport.

“Los hinchas de Aianza, luego de lo que pasó en el partido, no me quisieron más. Me tocó años más tarde a ver un partido y no pude ni estar diez minutos en tribuna. Me querían matar”, agregó.

Universidad de Chile superó la llave y entró a cuartos de final, mientras que Alianza Lima quedó eliminado, aquella campaña que fue la última donde logró superar la ronda de grupos de la Copa Libertadores.