Sporting Cristal venció a Alianza Lima y se coronó campeón del Descentralizado 2018. | Fuente: Sporting Cristal

Es difícil encontrar a alguien que pueda refutar -con argumentos- el título nacional que logró Sporting Cristal. Fue un justo campeón por lo que hizo en la final y sobre todo por la gran campaña que realizó en este 2018. En el global superó 7-1 a Alianza Lima y en todo el año fue el equipó que más triunfos y puntos logró.

Pero todo no fue fruto de una casualidad, sino de un proyecto serio y sostenido que inició con la designación de Mario Salas como DT. Desde ahí se comenzó a gestar un equipo que fue solido en defensa, dinámico en la volante y letal en el ataque.

El factor Mario Salas

El chileno ha sido clave en el título cervecero.  Trabajador, serio y con un proyecto que busca tomar la iniciativa del juego, Mario Salas logró mentalizar a sus jugadores para que se adapten a su propuesta. Cuando hubo algún problema interno lo supo manjar en silencio. Potenció a los jóvenes talentos como Marcos López, Johan Madrid, Fernando Pacheco, entre otros. Y además supo armar un esquema para que brille el colectivo y se potencie a las individualidades.

Una columna vertebral que sostuvo la campaña

Desde el arco hasta el ataque, Sporting Cristal armó una columna vertebral que supo sostener la campaña. Omar Merlo siendo clave en la zaga central. Jorge Cazulo Josepmir Ballón importantes en el mediocampo. Incluso este último fue el que jugador con más partido en el equipo rímense en el año, con 44 en total. Gabriel Costa como extremo y arriba un goleador letal como Emanuel Herrera.

El goleador del año

Un equipo que quiere ser campeón tiene que tener a un goleador. Y Sporting Cristal lo tuvo con Emanuel Herrera. Un delantero que no solo es un definidor, sino que también se sabe jugar con el balón y asociarse con el mediocampo. Y además sabe ser solidario cuando tiene la opción de habilitar a un compañero. Se va con el récord de 40 goles en una temporada.

Dupla letal

El colectivo los ayudó y ellos no defraudaron.  Gabriel Costa y Emanuel Herrera lograron conformar una dupla letal en ataque, sumando entre ambos 66 goles en el año. En el caso del volante uruguayo, fue un gran habilitador para muchos de los goles que Sporting Cristal anoto en el año.

Una dirigencia seria

La directiva celeste merece un párrafo por el proyecto que vienen sostenido desde hace varios años. Cuidadosos en lo económico, serios en los proyectos que encaminan y planificando la campaña al detallo, Federico Cúneo y compañía hicieron un buen papel y demostraron que con algo de orden se pueden hacer bien las cosas.

¿Qué opinas?