Barcelona se valió de sus jugadores más importantes y de la reivindicación de Philippe Coutinho, que firmó un doblete, para remontar los dos goles de desventaja que tenía ante el Sevilla con una inapelable goleada en el Camp Nou (6-1) y acceder así a las semifinales de la Copa del Rey.

Los azulgranas jugaron un primer tiempo brillante y se adelantaron muy pronto en el marcador, en el minuto 13, gracias a un penalti cometido sobre Leo Messi y transformado por Coutinho. Aunque a punto estuvo el Sevilla de empatar en el minuto 26, también desde los once metros, pero lo evitó con una gran parada Jasper Cillessen.

Todavía antes del descanso, el Barça fue capaz de empatar la eliminatoria con un gol afortunado de Rakitic, que desvió a puerta, en el minuto 31, una gran asistencia de Arthur Melo.

Barcelona se dio prisa para culminar la remontada en la reanudación y consiguió dos goles consecutivos al poco de empezar la segunda parte. Coutinho, en el minuto 53, y Sergi Roberto, en el 54, pusieron a los azulgranas 4-0 en el marcador.

El Sevilla, sin embargo, reaccionó y Arana fue capaz de perforar la portería de Cillessen con un buen tanto desde el borde del área en el minuto 67. Tras el gol, los visitantes hicieron sufrir a los locales, pero fue el Barça quien golpeó de nuevo.

Luis Suárez sentenció en el minuto 89 desde el segundo palo y Messi cerró la goleada en el tiempo añadido al culminar un contraataque. El Barcelona está en semifinales de la Copa del Rey. (EFE)

¿Cómo llega Barcelona? El planteamiento del técnico azulgrana en la ida, donde dejó fuera de combate a tres de sus principales jugadores (Messi, Suárez y Busquets), y las declaraciones posteriores de Gerard Piqué: "Si le damos la vuelta bien, si no otro año será" confunden al entorno azulgrana. ¿Irá su equipo a por una posible remontada sin reservas o se lo tomará con calma?

El resultado es tan complicado para los azulgranas que solo en una de las siete ocasiones en las que han afrontado la vuelta de una eliminatoria copera con un 2-0 en la ida han sido capaces de remontar la situación y de eso hace mucho, porque la única vez fue en los octavos de final frente al Mallorca, cuando le dieron la vuelta al 2-0 de la ida con un 5-1 en la vuelta.

En Copa, el Barza no queda fuera de la competición en eliminatorias desde las semifinales de la 2012-13, cuando cayeron frente al Real Madrid. Ahora, las incógnitas son múltiples y Valverde tiene la llave. Los escenarios son variados: o decide darle protagonismo a canteranos y jugadores poco habituales, o mezcla a titulares con suplentes o va con todo y pone a su equipo de gala.

Así llega Sevilla. El Sevilla llega al Camp Nou, un campo históricamente 'maldito' para los nervionenses, diezmado por las muchas bajas en el plantel de Pablo Machín, pero reforzado anímicamente al haber levantado de nuevo el vuelo a partir de su triunfo en la ida de este duelo y con la ambición de hacer valer esa renta para acercarse a otra final.

El subcampeón copero, cuarto en Liga y con el aval de sus quince jornadas seguidas en zona 'Champions', había enlazado tres derrotas -dos ligueras y una intrascendente en Copa- antes de ganar a un Barcelona que reservó a varios titulares en la ida: el principal, Leo Messi, gran verdugo del Sevilla al haberle hecho 32 goles en 35 partidos; y de golear después 5-0 al Levante.

Machín y su equipo saben que la empresa será complicada por el potencial del campeón de los cuatro últimos años, más aún si juega el astro argentino, "el mejor jugador del mundo" e "imparable" si tiene un buen día, como ha admitido el soriano, convencido también de que su equipo no saldrá atemorizado ni a verlas venir.

Alineaciones probables:

Barcelona: Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, Arthur, Rakitic; Messi, Suárez y Coutinho o Malcom.

Sevilla: Juan Soriano; Carriço, Kjaer, Sergi Gómez; Promes, Sarabia, Banega, Roque Mesa, Wober o Arana; Ben Yedder y André Silva.

EFE

¿Qué opinas?