Freddy Guarín, Jackson Martínez, Ramires o Alex Teixeira son algunos jugadores en el fútbol mundial que de la noche a la mañana causaron asombro por su repentina partida al fútbol chino.

Esta exótica competencia ofrece una gran remuneración económica a muchos futbolistas, que sin pensarlo dos veces deciden firmar el ‘contrato de su vida’ con la intención de asegurar su futuro.

Sin embargo, existen algunos riesgos que el fútbol de China tiene y que todo futbolista debería considerar antes de sellar su vínculo a uno de los equipos del torneo local.