Lionel Messi anunció este domingo su renuncia a la selección de Argentina tras perder la final de la Copa América Centenario. El jugador del Barcelona aseguró que deseaba "más que ninguno" el título y añadió que, "lamentablemente", se van de otro torneo de vacío y son ya cuatro las finales perdidas con el equipo absoluto.

La renuncia. "Lamentablemente, nos vamos otra vez como siempre. Pensándolo mucho en el vestuario, creo que ya está para mí la selección, ya se terminó. La peleé mucho, lo intenté, son cuatro finales y no pude ganarlas. Hice todo lo posible. Me duele más que a ninguno pero es evidente que no es para mí. Deseaba más que ninguno un título con la selección y lamentablemente no se me dio", declaró el capitán de la albiceleste tras el partido en el que cayeron por penales.

Fue su último intento. "Era esta o ya está, como dije recién hice todo lo posible y no se dio. Me tocó errarlo a mí esta vez y muy triste. Ya tomé la decisión. Hice todo lo posible para intentar ganar algo y la verdad es que ya está. Ya lo venía pensando. Era esta o ya está. Hice todo lo posible y no se me dio", insistió. Tras fallar el primer pena de Argentina, el delantero del Barcelona se vino abajo, agachó la cabeza, comenzó a llorar y deambuló por el campo hasta que finalmente se consumó la derrota, sin que nadie pudiera consolarlo.

Sin títulos mayores. El atacante argentino no ha podido darle una victoria a su país con la selección absoluta y sigue con su maleficio en las finales. Ya son tres consecutivas las que pierde. Con él, Argentina ha caído en el partido decisivo en las Copas América 2007, 2015 y 2016. Acarició la gloria en la final del Mundial 2014, pero tampoco pudo llevarse el trofeo que Alemania le arrebató en la prórroga. Los únicos títulos que 'la Pulga' ha logrado con la selección son los del Mundial Sub'20 de Holanda 2005 y la medalla de oro olímpica en Pekín 2008 con el equipo sub'23.