| Fuente: AFP

El expresidente de la Conmebol, Eugenio Figueredo, rreconoció que existe corrupción y también "plata dulce" dentro del organismo de fútbol sudamericano, según se pudo conocer de un informe realizado por la Fiscalía de su país.

"Reconoce que al ser evidentes los manejos indebidos de dinero en la Confederación (Sudamericana de Fútbol), y por los contratos que esta firmaba, al asumir como Presidente, procuró 'legalizar' (sic) la 'plata dulce' (sic) que se repartían" en "una red de corrupción, que lamentablemente azotó al fútbol sudamericano, en impunidad que se ha mantenido durante décadas", dijo el investigado de 83 años que está detenido desde el pasado 27 de mayo por el caso de 'FIFAGate'.

Lo que puede hundir más a Manuel Burga, investigado por el mismo caso, es lo que informó la Justicia Uruguaya: "Recibía importantes sumas de dinero, en función de estratagemas que urdían diversos integrantes de la Confederación".

Figueredo acabó en el hospital

Figueredo sufrió una "afección cardiaca" y fue trasladado a un hospital de la mutualista Asociación Española, donde "dependiendo de su estado de salud" y "si los médicos lo autorizan" puede quedar hospitalizado, dijo su abogada Karen Pintos.

"Sus problemas de salud están certificados y van a ser valorados por un médico forense, pero prefiero no manejarlos públicamente por respeto a su familia", agregó la abogada, que recordó que antes de su privación de libertad "ya padecía un cúmulo de enfermedades".

El expresidente de la Conmebol, que estuvo preso en Zúrich desde mayo por una investigación anticorrupción de la Justicia de Estados Unidos contra altos cargos de la FIFA, llegó ayer extraditado a Montevideo para declarar en el juzgado de Crimen Organizado acusado de estafa y lavado de dinero cuando dirigía el ente sudamericano.