Matthijs de Ligt en la banca de suplentes. | Fuente: Twitter

Matthijs de Ligt (20 años) llegó a Juventus como el gran fichaje para esta temporada. El central holandés costó 85,5 millones de euros. Sin embargo, este no es impedimento para que el técnico Maurizio Sarri lo coloque como suplente.

Así, De Ligt no ocultó su sorpresa por estar en el banquillo en el duelo ante Parma. “Naturalmente hubiera preferido jugar y no recibí ninguna señal durante los entrenamientos, así que no esperaba estar en el banquillo”, señaló.

A continuación, el exjugador del Ajax reconoció que tendrá que luchar por el puesto con los experimentados defensas italianos Leonardo Bonucci y Giorgio Chiellini.

 “Obviamente, respeto la decisión del entrenador. Debo ser realista, aún me estoy adaptando aquí, en Italia. Los defensas que jugaron, Bonucci y Chiellini, han sido considerados por mucho tiempo la mejor pareja de centrales del mundo”, agregó.

“Tengo que ganarme un puesto esta temporada. Las cinco primeros semanas han sido duras a nivel físico, pero noto que estoy haciéndome más fuerte. Defensivamente, las demandas no son diferentes a lo que acostumbraba en el Ajax, ya que el entrenador quiere que anticipemos los movimientos”, culminó.

Matthijs de Ligt fue suplente en el arranque de la Serie A. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: MARCO BERTORELLO
¿Qué opinas?