El delantero argentino Mauro Icardi (23 años) reveló el inicio de su relación mediática con Wanda Nara, ex esposa de su compatriota Maxi López. El jugador del Inter de Milán, que protagonizó una de las mayores traiciones en el fútbol, dio detalles de toda su verdad en su autobiografía ‘Sempre avanti’.

Un iPad fue la excusa - “El día previo a irme a una gira de amistosos internacionales en los Estados Unidos, recibí un mensaje de Wanda. Me sorprendió porque yo, generalmente, hablaba con Maxi, no con ella”, escribe Icardi, quien recuerda que le pidió si podía comprarle un nuevo iPad en Estados Unidos. “¿Quería ella realmente la tablet o es taba buscando una excusa para ponerse en contacto conmigo?”, se preguntó entonces el delantero.

El fin de relación con Maxi - "Cuando volví a Milán, una de las primeras cosas que hice fue reencontrarme con Wanda. Tenía que darle el nuevo iPad, era la excusa perfecta. Nos enviamos mensajes de texto muchas veces y en esos días empezamos a hablar con un poco más de libertad. Ella me escribió: 'Mauro, nosotros (ella y Maxi) vamos a ir a dar un paseo por las Islas Eolias con Gonzalo Bergessio y su esposa. ¿Querés venir con nosotros?' Claro que sí, le dije. Cuando estaba solo en el segundo piso del barco descansando y escuchando un poco de reggae, de repente vino Wanda y se sentó al lado mío sin ninguna vergüenza. En ese momento, su relación con Maxi López estaba terminando", señaló el goleador.

La historia - Maxi y Mauro se conocieron en Barcelona cuando el primero fue contratado por el cuadro azulgrana en 2006 e Icardi jugaba en la Masía. Desde ese momento, López le abrió las puertas de su casa al actual delantero del Inter de Milán. La amistad entre ambos duró hasta el 2013 cuando Maxi se separó de Wanda Nara, madre de tres sus hijos, Valentino, Constantino y Benedicto. Un año después la vedette argentina inició la relación con Mauro, a quien acusan de haber traicionado a su entonces amigo.


¿Qué opinas?