| Fuente: EFE

Cristiano Ronaldo, que irrumpió en el momento más crítico para su equipo, firmó una tregua en plena agitación en el Real Madrid, que superó a duras penas a la Real Sociedad en medio de un ambiente tenso y un entrenador, Rafael Benítez, cada vez más en entredicho.

Incapaz de generar peligro por sí mismo el Real Madrid tuvo sus opciones en dos penaltis. Falló el primero Cristiano Ronaldo. Lanzó a las nubes la pelota y el público, expectante y contenido hasta ese momento, no lo perdonó. La pitada fue mayúscula.

No se equivocó en el siguiente lanzamiento desde los once metros. Señalado al borde del descanso. Si el primero fue protestado, por un presumible empujón a Benzema, este no dejó de serlo. Una mano dentro del área de Yuri, que minutos antes había visto la tarjeta amarilla.

El panorama se afeó de nuevo para el Real Madrid al poco de iniciar la segunda parte, cuando Bruma batió con un golazo a Keylor antes del minuto 5 de la segunda parte. El guineano recibió solo un balón en el área y lo colocó en la escuadra contraria del costarricense.

En los últimos minutos la zozobra y el runrun planeó por el estadio. Con la pelota en poder de la Real Sociedad. Sin embargo, un latigazo final, generado por Cristiano Ronaldo, continuado por Bale y culminado por Lucas Vázquez, dio un respiro al Bernabeu. Aire provisional.

EFE

¿Qué opinas?