Kaká: el brasileño llegó a Real Madrid 2009 como el gran fichaje luego de lograr el Balón de Oro y el Premio de la FIFA. Sin embargo, en su primera temporada tras un buen inicio, las lesiones repercutieron que no destacara. Jugo cuatro años, pero su figura fue opacada por Cristiano Ronaldo.

| Fuente: AFP

Robert Prosinecki: el croata llegó en 1991 como el jugador más caro en la plantilla. En la primera de sus tres temporadas anotó apenas 2 goles.  Tuvo serias lesiones que lo alejaron de su mejor nivel, así terminó como una variante en el Madrid.

| Fuente: AFP

Hamit Altintop: el volante turco llegó al Madrid tras su buena campaña en Bayern Munich. Sin embargo, sus números fueron terribles en el equipo español: anotó un gol en 12 partido en la temporada 2011-2012. El siguiente año se fue al Galatasaray de su país.

| Fuente: AFP

Jonathan Woodgate: el central inglés llegó a inicios de la temporada 2004-2005 por 22 millones de euros proveniente del Newcastle United. En su primera temporada no jugó ni un minuto por sendas lesiones. En la segunda solo disputó 10 partido con un tanto en su haber.

| Fuente: AFP

Thomas Gravesen: el volante danés anotó un gol en sus primero partidos en el Real Madrid, aunque poco a poco perdió protagonismo en el equipo. Ello se suma la salida del entrenador Vanderlei Luxenburgo y una pelea con Robinho en un entrenamiento.  Solo jugó la temporada 2005-2006 y su siguiente equipo fue el Celtic.

| Fuente: AFP

Freddy Rincón: el volante dejó el Napoli para fichar por el Madrid, club donde llegó a mediados de 1995 por 4 millones de euros, así se convirtió en el primer colombiano en la Casa Blanca. Empezó bien con Jorge Valdano pero poco a poco perdió sitio en el equipo. La llegada de Arsenio Iglesia al banquillo fue la cereza al pastel para su vuelta al Palmeiras. Anotó un sol gol en 20 partidos. 

| Fuente: AFP

Pablo García: el volante uruguayo llegó al Madrid en 2005 con el difícil reto se reemplazar al francés Claude Makelele, y vaya que la tarea le quedó grande al no contar con las cualidades futbolísticas necesarias. Solo duró una temporada y el siguiente año jugó en el Celta.


| Fuente: AFP

Antonio Cassano: el delantero llegó con el cartel de uno de los mejores jugadores de Italia. Su inicio fue bueno al marcar un tanto ante Sevilla, pero sus actos de indisciplina y su aumento de peso fueron factores para que apenas juegue un año en el equipo merengue.

| Fuente: AFP

Nicolas Anelka: el delantero francés dejó el Arsenal para jugar en el Real Madrid en 1999 por 33 millones de euros, pero estuvo lejos de sus mejor rendimiento. Se fue por la puerta de atrás y fichó por el PSG.

| Fuente: AFP

Royston Drenthe: el volante holandés decepcionó en su paso por el Real Madrid, club donde llegó en 2007 tras una excelente Euro Sub 21. Anotó un golazo ante Sevilla, pero luego perdió su puesto y Bernd Schester, Juande Ramos, Manuel Pellegrini ni José Mourinho lo quisieron como titular. Se fue en 2010 sin pena ni gloria.

| Fuente: AFP