| Fuente: AFP

El poderoso Liverpool sacó un importante resultado en condición de visita al golear 6-0 al colero de la Premier League, Aston Villa.

En este encuentro, el delantero belga Divock Origi anotó uno de los tantos y al momento de celebrar vivió un episodio particular con uno de los fanáticos en las tribunas.

Origi anotó al minuto 63 del encuentro y decidió festejar su conquista con los hinchas, pero no imaginó que uno de ellos se pasaría de efusivo y le daría un beso en la boca.

El ariete de 20 años no le prestó mayor importancia a esta acción y el compromiso se reanudó sin mayores inconvenientes.

¿Qué opinas?