Wayne Rooney debutó en el 2003 con la Selección de Inglaterra. | Fuente: Twitter

Wayne Rooney, homenajeado este jueves en su último partido con Inglaterra, reconoció, en declaraciones a la cadena británica Sky Sports, que volver a defender a su selección "ha sido una locura", aunque lamentó no haber podido marcar.

El delantero cumplió su partido número 120 con la elástica de los 'Tres Leones' al disputar 35 minutos en la victoria, en encuentro amistoso, de Inglaterra contra Estados Unidos (3-0).

"Ha sido un locura. Ha sido una forma genial de acabar mi carrera internacional, aunque no pude marcar el gol desafortunadamente. Será algo que recordaré siempre", explicó el delantero, quien a lo largo de su trayectoria con Inglaterra anotó 53 goles.

El delantero recibió una placa conmemorativa de manos de Harry Kane antes del encuentro, lugar al que saltó con sus tres hijos.

¿Qué opinas?