Una mujer de 20 años afirmó que fue herida supuestamente por un disparo accidental dentro del automóvil del futbolista brasileño Adriano, después de la salida de una discoteca en Río de Janeiro, informaron hoy las autoridades.

La joven, identificada como Adriane Pinto y quien está internada en un hospital de Río de Janeiro, sufrió una fractura abierta en una de sus manos como consecuencia del disparo y deberá ser sometida a una cirugía, apuntó la Policía de esa ciudad.

Según el teniente Reinaldo Tomás da Silva, del Batallón 31 de la Policía Militar, los primeros relatos de algunos testigos apuntan a que Adriano estaba con cuatro mujeres y un militar que presta servicios de seguridad para el jugador cuando ocurrió el confuso incidente.

El automóvil, que pasó por la inspección de peritos, fue confiscado por la Policía para facilitar la investigación.

El arma, una pistola calibre 40, al parecer pertenece al guardaespaldas del delantero y de acuerdo con la propia víctima fue disparada accidentalmente por el jugador cuando se la mostraba a las cinco mujeres.

El Hospital Barra D"Or, a través de su jefatura de prensa, indicó que la mujer, que se encuentra estable, fue atendida en el puesto de emergencia de la clínica, fue sometida a exámenes y pasará el domingo por una cirugía.

Corinthians, por su parte, manifestó que sólo se pronunciará de lo sucedido después de escuchar al jugador y a los abogados que están con el caso.

EFE