Alianza Lima protagonizó un acto más de violencia en el fútbol peruano, esto luego de que sus hinchas agredieron a Víctor Cedrón por los malos resultados y el golpe que le propinó Miguel Araujo a un fanático en los exteriores de Matute.

En Perú, Universitario también padece con este mal, puesto que sus barristas han ´ajustado´ muchas veces a sus jugadores e incluso se especuló agresión luego de la pésima campaña de Copa Libertadores en el 2014.

En Argentina, Boca Juniors y River Plate están bajo la constante amenaza de sus hinchas y cada vez es más frecuente ver jugadores agredidos por un mal partido.

En Europa, el club Vitoria Guimaraes vivió el mismo caso de Alianza Lima, cuando los hinchas le pegaron a un jugador por los malos resultados.