Captura de video

Un hecho insólito ocurrió con el volante argentino Andrés D’Alessandro durante el encuentro entre su equipo el Internacional de Porto Alegre y el Atlético Paranaense por el campeonato brasileño.

El juez Pablo Dos Santos no se dio cuenta que el "Cabezón" iba a tomar el balón, lo chocó y lo dejó tendido en el césped muy adolorido. El ex volante de la selección argentina tardó unos minutos en reincorporarse al juego.

El partido terminó 2-2, pero el resultado quedó al margen luego que todos recordarán el encuentro como aquel donde el árbitro mereció algo más que una tarjeta amarilla.